Menu

Lo nuevo / De la madera al mueble

DE LA MADERA AL MUEBLE

Los procesos de transformación de la madera

El uso de la chapa de madera natural en el diseño de mobiliario otorga elegancia y calidez a los objetos, mientras conecta a los usuarios con la naturaleza.

Para aprovechar al máximo la nobleza del material en los diversos productos de sus firmas, Grupo Riviera lleva a cabo todos los procesos de transformación, que inicia con la elaboración de sus tableros enchapados y culmina en el armado final del mueble.

La fabricación de las chapas consta de varias etapas. La primera es el descortezado de los troncos, después se planifican los cortes —la forma de cortar la pieza determina el dibujo obtenido. Los troncos se vaporizan para que las cuchillas penetren con suavidad. Una vez realizados los cortes se procede al secado, tras el cual se tiene una chapa de madera plana con un grado de humedad óptimo. Las láminas se almacenan en el mismo orden en que fueron cortadas para que las vetas tengan continuidad.

Fabricación de tableros laminados

Guarda y sistema de anclaje para excritorio
El siguiente proceso es la fabricación de tableros laminados, conocido en la industria como enchapado, de gran relevancia pues influye directamente en la generación de acabados de la más alta calidad. El diseñador industrial Marco Ruelas, a cargo del desarrollo de varios proyectos de Grupo Riviera, comparte cómo se convierten en realidad los muebles de madera: “Una vez que se aprueban los diseños se emiten fichas con todos los detalles, a partir de ellas se trabaja en el despiece del mueble y se elabora un modelo 3D, en el que se plasman todos los maquinados y los detalles solicitados por el cliente.”

Todos los muebles se arman en la planta para verificar que estén en óptimas condiciones

Sistema de anclaje de escritorio abatible

Vista supérior de escritorio abatible. Los saques y maquinados específicos, como cortes a 45 grados y chaflanes, son realizados con maquinaria de control numérico.

El siguiente paso es proporcionar al mueble su aspecto final. Si se quieren superficies con textura y aspecto naturales se aplica un tratamiento a poro abierto, mientras que si se opta por mayor resistencia y menor mantenimiento, la opción es el tratamiento a poro cerrado.



La aplicación de tintas y barnices brinda acabados firmes, homogéneos y resistentes. Esto se lleva a cabo con rayos UV, que activan los agentes aglutinantes del barniz y lo endurecen de forma rápida. La cantidad de capas por aplicar depende del acabado, sea satinado, brillante, semimate o mate.

Todos los muebles se arman en la planta para verificar que estén en óptimas condiciones; al estar listas al cien por ciento, son enviadas a su destino final, puntualiza Marco Ruelas.

En Riviera, la magia de los acabados de madera es una labor en equipo; compartimos este relevante proceso para que nuestros lectores y lectoras conozcan parte de los procesos de transformación de los materiales con los que se fabrican nuestros muebles.

Éste sitio web usa cookies, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestra política de privacidad.